TABAQUISMO: Responsabilidad de todos.

El tabaquismo es considerado actualmente como una enfermedad crónica de carácter adictivo y recidivante,  es la primera causa evitable de mortalidad prematura y morbilidad en nuestro medio.

Según datos de la Organización mundial de salud, el tabaco  cobra más de 5 millones de vidas al año, cifra que presumiblemente irá en aumento y será más de 10 millones para el año 2030.

En Panamá la prevalencia de tabaquismo activo en personas mayores de 15 años se encuentra alrededor del 10.6 % y el consumo de tabaco está directamente relacionado con 5 de las principales causas de muerte en nuestro país. Toda esta carga supone unos costos económicos muy elevados y un consumo de recursos que de otro modo podrían destinarse a otras necesidades de nuestro País.

Los profesionales de la salud y la población general estamos obligados a involucrarnos  activamente en este problema identificando, diagnosticando y tratando correctamente a todos los fumadores para ayudarles en el proceso de abandono y facilitar el logro de la abstinencia definitiva.

Existe suficiente evidencia científica de que el tabaquismo está asociado a más de 25 enfermedades incluidas trastornos cardiovasculares, cáncer y enfermedades respiratorias.

Con frecuencia y de forma errónea consideramos que el tabaquismo es una opción exclusivamente personal. Contradice esta percepción el hecho de que la mayoría de los fumadores desea abandonar el consumo de tabaco cuando adquiere plena conciencia de los efectos nocivos del tabaco en la salud, aunque ya le resulte difícil dejarlo debido al gran poder de la adicción a la nicotina.

Conociendo al enemigo

Se han descubierto más de  4000 sustancias químicas en el tabaco y al menos 40 de ellas son cancerígenas. La siguiente figura muestra los principales componentes  tóxicos de un cigarrillo.


Imagen relacionada

Antecedentes del logro de país pionero en la región latinoamericana en la conquista de ” País sin Humo”

El convenio Marco para el control de tabaco es el primer tratado negociado bajo los auspicios de la Organización Mundial de la Salud. Es un tratado basado en pruebas que afirma el derecho de todas las personas al máximo nivel de salud posible, establece la importancia de las estrategias de reducción de la demanda, además de cuestiones  relacionadas con el suministro. La firma de este convenio estuvo abierta del 16-22 de junio del 2003 en Ginebra y posteriormente en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York. Cuenta con 168 signatarios entre ellos Panamá, por lo que debemos sentirnos orgullosos de ser miembros activos y pioneros en el área.

El convenio Marco se elaboró en respuesta a la  globalización de la epidemia de tabaco. Los puntos importantes de este convenio son:

  • Protección contra la exposición al humo del tabaco

  • Reglamentación del contenido de los productos del tabaco

  • Reglamentación de la información divulgada por los productos del tabaco

  • Empaquetado y etiquetado de los productos del tabaco

  • Educación, comunicación, formación y  Sensibilización pública

  • Publicación , promoción  y patrocinio del tabaco

  • Comercio ilícito del productos de tabaco

  • Prestación de apoyo para actividades

¿Cómo prevenir  y tratar el consumo de tabaco?

LEY ANTI-  TABACO en PANAMA.

En 2006  se crea un decreto  en el MINSA que permitía fumar dentro de locales cerrados y en áreas destinadas para fumadores, en ese momento La Asociación Panameña de Neumología y Cirugía del Tórax estuvo en contra de lo propuesto y de aquí nace una comisión nombrada por el Ministro de Salud que trata de modificar el decreto, al no lograrse la comisión se desintegra por renuncia de algunos de sus miembros; es entonces que se forma COPACET  (Coalición Panameña Contra el Tabaquismo) una comisión formada por miembros de la sociedad civil y trabajadores de la salud. Dicha organización lucha junto a otras asociaciones y algunos legisladores de ese entonces para prohijar un proyecto de Ley que regule el tabaquismo y este acorde con lo que dicta el Convenio Marco de la OMS donde Panamá es signatario; a raíz de esta lucha la Asamblea Nacional crea la Ley 13 del 24 de enero del 2008 la cual adopta medidas para el control del tabaco y sus efectos nocivos en la salud. Esta ley  consta de 5 capítulos y 34 artículos que incluyen disposiciones generales, medidas relacionadas con la reducción del consumo e Infracciones. En marzo de este año se ha modificado considerablemente el contenido de esta ley. Sin embargo, es de suma importancia al momento de revisar y hacer cambios en la ley actual tomar en cuenta a las diferentes asociaciones que se han involucrado ya que con el consenso se ha logrado ser pioneros y referentes del área en el tema.

Clínicas de cesación de tabaquismo

En el Hospital Santo Tomás en el año 2009 se creó la primera clínica de cesación de tabaquismo formada por un equipo multidisciplinario: Médicos psiquiatras, psicólogos, enfermeras con especialidad en salud mental, nutricionistas y médicos neumólogos. Desde su creación hasta la fecha se han atendido un total de 900 pacientes con una tasa de éxito de más de 50%. Posteriormente se han implementado clínicas en diferentes puntos del país con la intención de atender a personas con el deseo de dejar de fumar.

Como médico especialista en neumología, padre de familia  y panameño preocupado por las futuras generaciones, considero que  los cambios a la Ley 13 pueden causar pérdida de los logros obtenidos en cuanto al control del tabaquismo. Hago un llamado a las autoridades de este país en hacer cambios positivos a la ley siempre y cuando se mantengan los beneficios alcanzados y se tome en cuenta la opinión de los conocedores del tema y afectados.

Dr. Fabio Jaramillo Especialista en Neumología

Agradecimiento:

-Dr. Irving Carrasco Especialista en Neumología - Consultorios América

-Dra. Amaranta Pernett Especialista en Neumología - CEDITER

-Dra. Marlene Hurley Especialista en Psiquiatría - Clínica de Cesación del tabaco en HST.